Oportunidades Fiscales para invertir hoy 2021.

Oportunidades fiscales para invertir en obras constructivas en el marco de la ley 27.613
La cámara de representantes de Nación estableció una ley que se la conoce como ley de blanqueo, cuyo fin es el incentivo a través de beneficios fiscales y eximiciones de procedimientos judiciales por dinero no declarado, teniendo como destino la inversión de dinero o aporte de inmuebles para el desarrollo de proyectos inmobiliarios en la Republica Argentina.
Incentivo a la Construcción
Obras comprendidas. Está orientado a la inversión en obras privadas nuevas que están en inicio, aprobación o autorización y que no superen el 50% de avance.
Beneficios para los inversores
Eximición del pago de bienes personales por las inversiones realizadas en proyectos constructivos, de dinero declarado bajo el beneficio de la ley por el periodo desde la vigencia de la ley y hasta diciembre del año 2022, dicha eximición regirá hasta la adjudicación del inmueble o finalización de la obra.
Además, podrá computarse el 1% de las inversiones realizadas como pago a cuenta del impuesto a los bienes personales.
Para el caso de inmuebles cuyos titulares sean personas físicas, sucesiones indivisas, o inmuebles que correspondan a personas jurídicas, estos podrán diferir los impuestos que corresponden a la transferencia de inmueble o impuesto a las ganancias, cuando aporten estos inmuebles para proyectos constructivos. El pago del impuesto se producirá al momento de la adjudicación de las unidades construidas, o cuando cedan o transfieran sus derechos. Disponen de dos años para el inicio de las obras desde que fue transferido el inmueble para gozar del beneficio del diferimiento. Con esta medida se busca que los propietarios de tierras, sean personas físicas, sucesiones o personas jurídicas, aporten tierras para el desarrollo de proyectos constructivos y difieran el pago de impuestos hasta la efectiva adjudicación de las obras constructivas concluidas.
Programa de normalización para reactivar la construcción
Mediante la declaración voluntaria de tenencias de dinero en moneda nacional o extranjera, que los sujetos residentes posean en el país o en el exterior, y que no hayan declarado dichas tenencias al momento de la entrada en vigencia de la presente ley. El plazo para realizar dicha declaración será desde la entrada en vigencia de la ley hasta 120 días.
Los fondos declarados en forma voluntaria deberán ser depositados en una Cuenta Especial de Depósito y Cancelación para la Construcción Argentina (CECON.Ar) en algunas de las entidades bancarias del país. Aquí resta que tanto AFIP como BCRA reglamenten sobre la forma y plazo para dichos depósitos. Dichos fondos son al solo efecto de ser aportados a los proyectos constructivos u obras en curso que no superen el 50% de avance. Para fondos o tenencias que se dispongan en el exterior, deberán provenir de instituciones financieras de países que no se encuentren definidos por el GAFI como de alto riesgo o no cooperantes.
Se abonará un impuesto por dichas tenencias no declaradas de acuerdo al plazo en el cual se realice la misma. Si la misma se realiza dentro de los 60 días corridos, cuyo vencimiento operará el 18 de mayo del corriente año, se abonará el 5% tomando como base imponible del impuesto el importe de lo declarado y depositado voluntariamente. Si los montos son declarados desde el 19 de mayo y hasta el 17 de junio, se abonará un impuesto que equivale al 10% de lo declarado, y desde el 18 de junio hasta el 17 de julio inclusive abonaran un impuesto del 20% sobre el monto depositado y denunciado.
Cuando se declaren tenencias en moneda extranjera se considerará para el impuesto a abonar el tipo de cambio vendedor del banco nación que rija al día del depósito.
¿Cuáles son los beneficios en materia de seguridad jurídica ante delitos de evasión para quienes ingresen al blanqueo en el marco de esta ley?
Quedan eximidos en materia de civil, comercial, penal tributaria, penal cambiaria, penal aduanera e infracciones administrativas por los montos no tributados. Abonando el impuesto especial de acuerdo al plazo, y quedaran eximidos del pago de impuestos omitidos en sus declaraciones anuales, tanto en ganancias, IVA, bienes personales, e impuestos internos. Además, las sociedades o fideicomisos que realicen las declaraciones voluntarias de tenencias, liberaran del impuesto a las ganancias a sus socios en las participaciones que les corresponda, así como a los fiduciantes o beneficiarios de los fideicomisos.
Al momento no quedan comprendidos o eximidos los impuestos que correspondan a las Provincias como ser impuestos a los ingresos brutos no declarados, ni impuesto a los sellos por documentos o contratos, ni tasas de comercios para los municipios.
¿Quiénes están excluidos de acceder a este beneficio?
Quienes hayan sido declarados en quiebra. Los condenados por delitos de evasión con sentencia firme. Los condenados por delitos dolosos que tengan conexión con incumplimiento de obligaciones tributarias. Los condenados por lavado de dinero o financiamiento del terrorismo, esta medida alcanza a sus cónyuges, convivientes o parientes en el segundo grado. Las personas jurídicas que hayan sido condenadas dentro del marco de la ley penal tributaria. Las personas que hayan ejercido cargos públicos en el poder Ejecutivo, Legislativo, o Judicial, personal de las fuerzas de Seguridad Nacional o Provincial, funcionarios de Embajadas o Consulados, así como altos cargos de Universidades, personal del servicio de inteligencia, en el periodo comprendido desde enero de 2010 hasta la fecha marzo 2021, y el mismo alcanza a sus cónyuges, padres, e hijos menores emancipados.
El poder ejecutivo está facultado a extender los plazos de vigencia del Régimen de incentivos. Esta facultad es importante ya que al día de la fecha tanto AFIP como BCRA no han reglamentado el procedimiento para operar en el marco de la ley, acortándose los plazos que la misma ley establece para gozar de los mayores beneficios en cuanto al pago de alícuotas más bajas según el plazo en que se realice la declaración.
Conclusión: La presente ley busca que a través de beneficios fiscales y beneficios de seguridad jurídica se inviertan fondos líquidos en obras constructivas privadas en todo el país, creándose un apalancamiento a obras nuevas y dinamizando un sector de la economía que es generadora en corto plazo de ocupación de mano de obra de personas abocadas a la construcción, así como profesionales como arquitectos, ingenieros, inmobiliarios y desarrolladores, y creándose beneficios para la cadena de valor de la construcción, corralones, metalúrgicas, hormigoneras, madereras, eléctricas, aluminio, vidrios, sanitarios, y todo el conjunto de rubros que componen la realización de construcciones nuevas, tanto como ingresos para los municipio en materia de tasas de construcción y habilitaciones. Si el programa lograse que se aporten grandes sumas a estos desarrollos el Estado crearan beneficios en los ingresos impositivos a través del IVA en las compras de materiales, y ganancias una vez adjudicados los inmuebles. La contra que tiene esta ley son los plazos tan breves para ingresar en los beneficios, sumado a la falta de conocimiento en profesionales como contadores e inmobiliarios, quienes deberían asesorar a sus clientes y mostrar los beneficios que la ley les ofrece. El tiempo dará respuesta si fue efectivo, augurando con ánimo que la misma genere un gran aporte de liquidez para el desarrollo constructivo en nuestro país.
Pablo Cesar Daviña
Daviña Inmobiliaria y Desarrolladora
Lic. en Administración MP Nº 107 CPCE (Mnes).
Corredor Inmobiliario MP Nº 40 CCPIM (Mnes).
www.davinia.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar propiedades

Novedades

300.000
387 m² 5 beds 3 baths
  • Español
  • English
  • Português